miércoles, 7 de marzo de 2007

Que ha hecho Chico Portillo el miercoles

A las ocho ya estaba en la ducha; a las nueve dejaba a los "peques" en el "cole",nueve y cuarto reposaba entre plácido y nervioso en el atásco de la M-40,como a las once escuchaba al intolerante aparejoburócrata reprender telefónicamente a la colegiada cuyos documentos yo debía visar,a la sazón mi esposa, solo le falto una palabra más al crispado para desencadenar mi ira, a las doce ya calmado entregaba la documentación lista para su trámite,doce y media lucho codo con codo con dos jubiladas en la cola de la charcutería,mira que me jode, máxime cuando yo no soy ni tan pequeño(para que no se me vea) ni tan tonto como para hacerme luz de gas.Estoy en casa. Me queda un largo día.
Los mismos de siempre siguen viendo al demonio por todas partes(van siglos)y mintiendo descarada e insultantemente cuando es a ellos a quien se les exige alguna responsabilidad.Os dije que era español, he nacido en España, nunca había sentido la necesidad de patria hasta descubrir que otros se apropiaban de esta y sus simbolos para cometer sus aberraciones.Creo que el lazo azul que ayer unió y hoy empiezan a usar para
dividir, está más cómodo en mi recto que en sus solapas.Si, habéis leido bien.Tengo ganas de gritar.Buen día a tod@s

2 comentarios:

... Luna dijo...

... es absolutamente indignante, estoy de acuerdo. justo hoy hablábamos del daño que hace que todo lo separemos (ya no solo por paises sino) por localidades

fronteras, politiqueo, brujas en la charcutería...

puf... me vuelvo a dormir!

(besos y besos)

Lasusa dijo...

Abogo por respirar hondo y disfrutar del sol, la lluvia o lo que toque, no caer en el juego de la amargura, el resentimiento y la descalificación. La defensa con amabilidad y educación, en fin, un poquito de paz y tranquilidad, que hoy todo es una provocación y una ofensa y un día de estos nos vemos en La Amudena batiendonos en duelo con otro crispado al que hemos cometido el error de sonreir en la cola del supermercado.

Besos y toda mi enviadia a los que dormís.